#CómoSalimosDeEsta

foto:napa.com.pe

Contra la tala ilegal

#AcciónNoPalabras, señor Presidente

Publicado: 2014-09-24

Ayer en la Comisión de Pueblos Indígenas, Ambiente y Ecología del Congreso aprobamos pedir al Pleno facultades de comisión investigadora para esclarecer los hechos ocurridos en Ucayali que significaron el asesinato de 4 asháninkas por una mafia de madereros ilegales. Y hoy por la mañana estuvimos con el líder cacataibo de la comunidad Mariscal Cáceres, Washington Bolívar, y el ex fiscal ambiental José Berrospi, quien acompañó las denuncias de Edwin Chota contra los mafiosos madereros, todo para que al final los casos terminen archivados por otros fiscales a pesar de las pruebas, los audios, las sanciones de Osinfor, etc.  

Este caso es uno más que evidencia la indolencia del Estado frente a las demandas de los sectores rurales e indígenas. Siempre se espera que haya muertos para intervenir. Edwin Chota y su comunidad llevaban una década exigiendo su titulación, sin éxito hasta el día de hoy. "Para el Estado es un simple papel, para nosotros es nuestra vida", me decía Washington. Supuestamente el problema está en las contradicciones normativas o la falta de presupuesto. Lo cierto es que hay varios que se benefician de esta situación, del desorden y la superposición de derechos sobre la tierra, de las concesiones otorgadas de manera indiscriminada que sirven para blanquear la tala ilegal. Es el propio Estado, con su desidia, o a través de redes de corrupción, el que está apañando o promoviendo la tala ilegal. Hay que considerar que según el Banco Mundial, el 80% de nuestra exportación de madera proviene de esta actividad ilícita. ¿Crecimiento económico a costa de vidas indígenas?

Según la Defensoría del Pueblo, cada año se pierden 150 mil hectáreas de bosque por tala ilegal, 10 veces el tamaño de la provincia del Callao. Si la deforestación es una de las principales causas del calentamiento global, esperamos que el Presidente de la República resuelva prontamente el problema de la tala ilegal, con el mismo entusiasmo y convicción con que habló ayer en la Cumbre del Clima en la ONU: "Más acción y menos palabras". #AcciónNoPalabras


Escrito por


Publicado en